Triunfar.

El capitalismo llama exitoso, al que no opone resistencia a su propia esclavización.

9 comentarios:

  1. El capitalismo llamó al globo, y lo tocó con su envenenada vara.
    Pero aunque no veremos su final, tenemos el privilegio de asistir al comienzo inevitable de su globalizada DECADENCIA.
    Great, Ignacio.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  2. No olvides que siempre hay una componente 'simbiótica' en la esclavización, a menudo la incompetencia, el miedo y la falta de iniciativa propia a la hora de tomar decisiones. ¡Nos pasa a todos!

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. " La más traicionera forma de esclavitud es aquella en la que el prisionero no tiene conciencia de sus cadenas"

    Si,el exito que maneja el " mundo" en general, basandose y aceptando a ciegas,lo que imponen quienes manejan los hilos del sistema, está basado en cosas, en tenerlas, en tener cada vez más, para que? Eso no importa.

    Abrazo.

    ResponderEliminar
  4. Ellos creen en eso. Nosotros daremos el golpe.

    :)

    ResponderEliminar
  5. Consumir, poseer, pagar.
    Trabajar sin tregua para ganar, tener y gastar y volver a empezar.
    Esta es la única ciencia del capitalismo.

    El cómputo: borreguismo ciego.
    El premio: “éxito”.
    Moneda de cambio: la libertad.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  6. Como dice cierta película alemana que recomiendo (Los Edukadores): Las ideas nunca mueren. Algún día puede que las cosas cambien, o no. Dependerá de la convicción de la gente, pero tengo mis dudas al respecto... creo que todos están demasiado cómodos como para mover un dedo y cambiar el mundo.

    Me limito a estas palabras, si no me emociono hablando del capitalismo y del poder... y no da a esta hora. Menos un sábado!

    Saludoss

    ResponderEliminar
  7. Como dijo el poeta neorrabioso:
    "Mi vocación soy yo". Y lo dijo con pintura en los muros de un banco o caja de ahorros.

    olé.

    Yo digo por favor que me quiten ya el precio. Porque estoy fuera de todo esto todo lo que puedo. Muchas muchas veces, también para lo bueno.

    ResponderEliminar